Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. - Leer más - Ocultar este mensaje

Cable y enchufe: qué hacer y qué no hacer

En primer lugar, es importante saber que se usa un enchufe para conectar una lámpara, máquina o aparato a la red eléctrica. En este caso, queremos explicar la mejor manera de conectar un enchufe a una lámpara. El enchufe de clavija proporciona la conexión entre la lámpara y la toma de corriente.

La diferencia entre los cables con toma de tierra y sin toma de tierra

Es importante entender la diferencia entre los cables cuando se trata de lámparas, una lámpara con conexión a tierra tiene tres cables que vienen en diferentes colores.

  • Cable amarillo/verde: este es el cable de la toma de tierra. Este es para lámparas de doble aislamiento y actúa como un conductor de protección para evitar daños en subidas de tensión y/o incendios. Este tipo de lámparas se usan en zonas húmedas y exteriores. Si, por ejemplo, se produce un cortocircuito y crea un defecto en el cableado de la lámpara, la toma de tierra hace que se evite el incendio haciendo que la corriente se dirija al suelo a través de este cable. 
  • Cable marrón: este es el cable de fase. Esto proporciona la fuente de alimentación. Siempre hay voltaje en este (es el cable positivo). 
  • Cable azul: este es el cable neutro. No hay voltaje, por eso se llama cable neutro. Esto asegura que se descargue la electricidad.

¿Quieres conectar un cable y enchufarlo a una lámpara?

¿Tu lámpara no tiene un enchufe pero te gustaría que la tuviera? ¡No hay complicación! Tan solo debes conseguir un cable con enchufe de clavija, con o sin interruptor, y mediante una regleta empalmarlo a las conexiones de la lámpara. ¡Nosotros disponemos de cables para hacer esta conexión en varios colores!